Habitaria

Una inmobiliaria muy hogareña

El proyecto de interiorismo de Habitaria es una transformación de 360º.

Cuando conocimos al cliente, Juan Carlos Cuevas, una de las premisas que nos comentó fue que “la oficina que tenían no les ayudaba a atender a sus clientes tal y como les gustaría”. Por eso, lo primero que hicimos fue replantear la forma de trabajar, de atender al público y, en definitiva, definir cómo iba a funcionar el nuevo espacio.

Nuestro trabajo consistió en el desarrollo del interiorismo y de la identidad espacial teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: la funcionalidad y la experiencia de usuario.

La idea de habitar es el centro de todo lo que rodea a este proyecto. Entendemos que Habitaria no es sólo una inmobiliaria donde se venden viviendas, sino que va mucho más allá de eso, Habitaría es el medio para encontrar un Hogar. A partir de ahí desarrollamos todo el concepto buscando dar al espacio el aspecto de un hogar más que el de una oficina tradicional. Un hogar es cálido, cercano, agradable, humano y familiar.

Año
2016
Dimensión
40m2
Ubicación
Málaga
Cliente
Habitaria
Interiorismo & arquitectura
Pedro Pérez
Damián López
Diseño gráfico
Alejandro Carrasco
Fotografía
Marinamluna

Dado que las necesidades y los usos habían cambiado, se optó por hacer una reforma íntegra del antiguo local. Se eliminó toda la tabiquería, manteniendo solo una división entre el espacio principal y la sala de reuniones. Esta división se realizó en vidrio para conseguir la máxima amplitud, entrada de luz y claridad en toda la oficina. Para aportarle calidez y confort acústico al espacio, decidimos panelar una de las paredes con tableros de madera de sapeli. Además, al intervenir esta pared que comunica las dos estancias principales, zona de trabajo y sala de reuniones, le damos continuidad al espacio y unidad. Se renovó también el pavimento, que se sustituyó por un pavimento continuo de pvc, un material más cálido y que ofrece propiedades acústicas, se alisaron las paredes y el falso techo y se modificó el vano del escaparate, que se bajó para alinearlo con la puerta de entrada y darle más visión al local desde la calle.

Todo el mobiliario ha sido elegido y diseñado teniendo en cuenta su alineación con los valores de la marca. Las zonas de atención y recepción recuerdan a las salas de estar de una casa, mientras que la sala de reuniones tiene más el carácter de un comedor, donde poder hablar y tomar decisiones con tranquilidad. En la zona de trabajo se ha optado por crear un ambiente mucho más neutro, utilizando el blanco como color base para todos sus elementos.

La presencia de la marca gráfica es la justa y necesaria ya que es mucho más importante la sensación que transmite el espacio en general que la presencia repetitiva de su logotipo o imagen gráfica.

Volver Subir
LEBLUME. seleccionado en From Spain With Design 2020